Comunicarnos eficazmente pasa primero por nuestro yo personal

El Manifiesto de la Responsabilidad Comunicativa Personal

Un 80% de nuestro éxito depende de nuestras habilidades de comunicación.

Si no controlamos la comunicación, no controlamos los resultados.

La comunicación eficaz implica tomar las riendas de cómo nos comunicamos con los demás, sacar el mayor partido de nuestras habilidades de comunicación. Un 80% de nuestro éxito depende de nuestras habilidades comunicativas. El Manifiesto de la Responsabilidad Comunicativa Personal tiene como objetivo que las personas tomemos conciencia de la importancia de saber comunicarnos y responsabilizarnos de cómo lo hacemos. Hay que trabajarlo a diario y durante toda la vida para mejorar la relación con las personas, con el entorno, con nuestro trabajo, con nosotros mismos.Cada día que pasa me confirma mi percepción de que no somos conscientes de la importancia que tiene comunicarnos en nuestras vidas. No lo terminamos de asimilar y, por tanto, tampoco ponemos los medios para mejorar en ello. Cómo nos comunicamos determina nuestra relación con las personas, con el entorno, con nuestro trabajo, con nosotros mismos… con el hecho de vivir en todas sus facetas. Avanzar en ese nivel de comunicación es hacerlo hacia nuestro bienestar en el sentido más pleno. Es importante que no perdamos de vista esta cifra: no importa cual sea nuestro trabajo, nuestro éxito está determinado en un 5% por la formación académica, un 15% por nuestras experiencias profesionales y un 80% por nuestras habilidades de comunicación.

Hay que empezar a tomar conciencia de cómo comunicamos. Sinceramente, por mucho que se hable, si no lo hacemos partiendo de nosotros mismos, de nuestro yo particular, es muy difícil que una organización, que una empresa, avance en la mejora de su comunicación tanto en un plano interno como externo. Es una cadena. Por ello, hay iniciativas que se ponen en marcha y que me resultan de lo más inspiradoras y necesarias, como lo es el Manifiesto de la Responsabilidad Comunicativa Personal.

La iniciativa la he conocido a través de Twitter por una gran profesional de la comunicación Teresa Baró @tbarocatafau, especialista en comunicación no verbal, que acaba de publicar “Manual de la comunicación personal de éxito”. ¿En qué consiste? Básicamente en asumir esa responsabilidad comunicativa, estar de acuerdo en lo que promueve sus 11 puntos, el compromiso personal trabajar en ellos y en divulgarlo para que más personas sean primero conscientes de su comunicación y luego empiecen a actuar en ese sentido para mejorarla.

Os pongo aquí los principios en los que se sustenta dicho manifiesto, para facilitar su lectura de la imagen que adjunto:

  1. Tomo conciencia de mi mismo: quién soy, cómo soy y cómo me comunico.
  2. Decido que relación quiero tener con el mundo en el que vivo.
  3. Elijo los compañeros para cada momento de mi vida.
  4. Elijo el tipo de relación con las personas que encuentro en el camino.
  5. Regulo mis emociones e impulsos.
  6. Soy proactivo en la comunicación.
  7. Soy consciente de la transcendencia de cada palabra, gesto o tono de voz.
  8. Acepto las consecuencias de mi comunicación.
  9. Acepto que todos tenemos derecho a aprender y que nunca sabemos lo suficiente.
  10. Admito que todos nos equivocamos por lo que tendré que saber perdonar, incluso a mí mismo.
  11. Me comprometo conmigo mismo a mejorar cada día.

La comunicación eficaz implica tomar las riendas de cómo nos comunicamos con los demás, sacar el mayor partido de nuestras habilidades de comunicación. Un 80% de nuestro éxito depende de nuestras habilidades comunicativas. El Manifiesto de la Responsabilidad Comunicativa Personal tiene como objetivo que las personas tomemos conciencia de la importancia de saber comunicarnos y responsabilizarnos de cómo lo hacemos. Hay que trabajarlo a diario y durante toda la vida para mejorar la relación con las personas, con el entorno, con nuestro trabajo, con nosotros mismos.Personalmente, a mí los que me resulta más difícil de llevar son los puntos 5 y 8, regular emociones e impulsos y reconocer errores no es algo que se lleve fácil, pero no queda otra que tomar nota de ello, de cómo nos sentimos, de cómo reaccionamos, para ir corrigiendo y mejorando. Es una labor constante y de por vida, donde lo único seguro para avanzar es partir de querer hacerlo y poner todo de nuestra parte para ello. Siempre he defendido, como ya expliqué en estos posts, que quien comunica bien acaba triunfando y que gran parte de nuestra felicidad está en aprender a gestionar y aplicar la comunicación en positivo. Así que te animo a ello:

– Lidera tu comunicación. Depende ti. No hay excusas. Eres tú quien debe actuar y empezar a hacerlo para notar cambios. Controlar la comunicación nos permite controlar sus resultados. Pero también, y muy importante, asumir que somos responsables de ellos, somos responsables de nuestra comunicación.

– Es tu espejo. Vivimos en red, interactuamos digitalmente, pero es en la comunicación presencial en donde nos la jugamos. Es ahí donde, en definitiva, nos manifestamos tal y cómo somos. Si bien es cierto que la forma en la que nos relacionamos y expresamos en todos los ámbitos, del digital al presencial, es el reflejo de lo que somos es en este último donde realmente se refleja y sale nuestro yo más verdadero.

– Busca siempre lo sencillo. A la hora de comunicarnos debemos hacerlo de manera simple. El uso de esta palabra está hoy día un poco denostado, pero el valor de lo simple siempre es más efectivo si se sabe manejar porque se va a lo concreto. Una sencillez que implica ir al foco y decir de manera clara. Cuando no sabemos manejarnos en el ámbito de lo simple para explicar realidades, sentimientos, hechos… es que tenemos que depurar nuestro pensamiento y perfeccionar nuestra habilidad comunicativa.

Yo me sumo a ese Manifiesto ¿Y tú?

Compártelo y ayuda a quienes te rodean a ser más conscientes del resultado de su comunicación.

#meunoalManifiestoRCP

La vida es demasiado corta como para malgastarla con el efecto de una mala comunicación. ¡Empieza ahora a cambiarla!

La comunicación eficaz implica tomar las riendas de cómo nos comunicamos con los demás, sacar el mayor partido de nuestras habilidades de comunicación. Un 80% de nuestro éxito depende de nuestras habilidades comunicativas. El Manifiesto de la Responsabilidad Comunicativa Personal tiene como objetivo que las personas tomemos conciencia de la importancia de saber comunicarnos y responsabilizarnos de cómo lo hacemos. Hay que trabajarlo a diario y durante toda la vida para mejorar la relación con las personas, con el entorno, con nuestro trabajo, con nosotros mismos.

Anuncios

3 pensamientos en “Comunicarnos eficazmente pasa primero por nuestro yo personal

    • ¡Muchas gracias Maximiliano por sumarte! 🙂 Sin duda, mucho mejor iría todo si cada uno de nosotros empezara a tomar plena conciencia de cómo comunica y se interesara por mejorar… Es un ‘cheap’ que tenemos que tener activado de por vida, no acaba nunca…

      Le gusta a 1 persona

  1. Pingback: Feliz #comunicación en 2016: Lo que no se comunica no existe | El blog de Natalia Sara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s