Bienvenidos al metaverso, la metacomunicación y los metariesgos

La realidad virtual inmersiva se está construyendo y es un mundo paralelo al físico en el que desarrollar cualquier tipo de actividad mediante los avatares. Este avance exponencial implica un mundo descentralizado, con cambios drásticos que veremos en todos los ámbitos, también en la comunicación.

Una revolución de la vida tal y como la conocemos que supone nuevas oportunidades, requiere anticipar nuevos escenarios de riesgos y crear otras formas de interactuar  y comunicar.

Metaverso. Meta (hacia el futuro) verso (universo). Un Internet que se vive dentro de él no como espectador. Pensar y vivir en digital. Oportunidad y expectación. También muchas dudas e incertidumbre, ya que todo está por construir y desarrollar. El metaverso abre la puerta de un nuevo mundo, y con ello un nuevo negocio, de relaciones donde se entremezclan simultáneamente la realidad física y la realidad virtual. Todo un mundo paralelo de posibilidades gracias a la tecnología inmersiva virtual y aumentada. Una evolución de Internet, tal y como hoy lo conocemos, que transformará nuestra experiencia digital y nuestra vida.

Desde que en diciembre 2021 Mark Zuckerberg presentó el cambio de la compañía Facebook que pasó a llamarse META, y los nuevos planes de la organización centrados en las posibilidades del metaverso, el concepto, que no es nuevo, ha vuelto a saltar a la primera línea impulsando el interés en su desarrollo de compañías tecnológicas como Apple, Google y Microsoft. A esta “nueva realidad” nos conectamos por el momento a través de dispositivos como gafas de realidad virtual, que se complementan con mandos para las manos y otros elementos de vestir con sensores, como pueden ser desde guantes o camisetas, a través de los cuales recoger nuestros estímulos y sentir.

Las empresas y las marcas de muy diferentes sectores (inmobiliario, turismo, ropa, deporte, arte, ocio y entretenimiento, automoción, educación, etc.) han empezado a experimentar con la tecnología virtual y a testar algunas de sus ilimitadas posibilidades. Se trata de una carrera por ser los primeros en estar ahí, validar posiciones, ver oportunidades de negocio y de relacionamiento interactivo en una dimensión totalmente inmersiva.  

Por ejemplo, Zara (Grupo Inditex) junto con la firma coreana Ader Error ha diseñado una primera colección para avatares digitales. H&M, aliada con CeeK,  ha abierto su primera tienda 100% virtual en el metaverso, en concreto en Ceek City, donde se podrán comprar sus prendas en este universo virtual de ciudad caracterizada por todo tipo de servicios de entretenimiento con múltiples teatros, cines y estadios deportivos y de conciertos.

También han dado pasos importantes firmas como Nike, que ha comprado RTFKT para crear su propio NFT (unidad de valor o token no intercambiable), y Adidas, que en The Sandbox ha comprado terrenos.  No solo estamos ante el hecho de vender productos (ropa, zapatillas) en estos nuevos espacios y para los avatares, si no de crear productos y servicios con experiencias virtuales únicas donde se une el deporte, la creatividad, los juegos y la cultura.

El desarrollo del metaverso va ligado al de aspectos como: mejor conectividad con el 5G; la web 3.0; dispositivos tecnológicos de realidad mixta y la aumentada; plataformas virtuales; herramientas de identidad; blockchain; marketplaces y NFTs. Así, supondrá también una nueva economía digital basada en blockchain, porque todo se comprará y venderá en el metaverso y para funcionar se utilizan criptomonedas y/o diferentes tipos de tokens.

ESPACIOS VIRTUALES: Muchos metaversos dentro del Metaverso

Lo vemos lejano, algo a futuro, pero hay que entender y prepararse para este nuevo mundo descentralizado que ya está dando pasos firmes en su configuración en este presente. La capacidad para transformar la sociedad es algo innegable. La manera en que nos divertimos, socializamos, trabajamos, y compramos productos cambiará drásticamente. En cualquier momento puede darse el salto exponencial tecnológico que facilite de manera masiva su acceso. Pero ojo, lo que hagamos en el metaverso tiene un impacto en la vida offline. No es algo disociado.

Los “Chief Metaverse Officer” se empiezan a dar como nuevos cargos en las compañías con clara visión de entrar en este nuevo mundo, explorar sus posibilidades y ser parte activa de su creación. Por ejemplo, Telefónica se acaba de aliar con Meta para emprender negocios en el universo virtual y crear el Metaverse Innovation Hub.

El metaverso incluirá en él muchos “metaversos”, muchos mundos virtuales, es decir, espacios virtuales online de masas en los que se utilizan estas tecnologías punteras inmersivas. Entre los que ahora están creándose destacan Descentraland, The Sandbox, OVR, Axie Infinity, Somnium Space, Star Atlas, Sandar, Fortnite, Minecraft, Roblox (videojuego en línea con su propio metauniverso), Cryptovoxels, Spatial, Multiverse,  AltspaceVR, entre otros. Además, cada persona si quiere puede crear su propio metamundo dentro de algunas plataformas de metaverso.

Facebook ya manifestó que se orientará a crear su propio universo virtual y aspira a ser considerada una empresa metaversa y no de redes sociales. Así, ya ha puesto en marcha Horizon Workrooms, una plataforma para teletrabajar con gafas de realidad virtual. Y Engage es una plataforma profesional que permite que cualquier empresa o cliente particular construya su propio mundo virtual único que se puede utilizar para la incorporación de empleados, capacitación, demostraciones de productos, bienestar, contacto con clientes y eventos profesionales.

Reunión inmersiva empleando Horizon Workrooms.

ANTICIPAR: Algunos de sus potenciales riesgos

¿Qué hace tan especial la realidad virtual? Su aplicación a múltiples facetas de la vida social de forma ilimitada: educación, relaciones personales, actividades comerciales y trabajo. Cada persona podrá tener tantos avatares como quiera. La identidad de las personas podrá ser real o de un avatar fictíceo. Con nuestro avatar podremos teletransportarnos, establecer relaciones sociales y desarrollar nuestra vida económica. Podremos llevar a cabo cualquier tipo de actividad.

A la vez que se desarrolla el metaverso también deben de anticiparse los riesgos y problemas que ello entraña, para ir conformando el entorno de prevención y regulación normativa de manera paralela. Estamos ante un escenario nuevo mundo, una nueva realidad, y puede que todavía no se alcance a ver los riesgos de vivir una vida más allá del espacio físico. Al respecto, la Unión Europea está estudiando cómo regular el metaverso y ello pasa primero por comprender su potencialidad si se quiere hacer a la vez que la evolución de esta tecnología y sus posibilidades transformadoras.

Cualquier empresa y organización que se adentre en el metaverso debe de ampliar sus posibles riesgos y hacerlo con una visión de su efecto reputacional. Son muchas las preguntas a día de hoy pueden plantearse entorno a su impacto, aquí van algunas:

– cómo será el control de las interacciones en estos espacios virtuales;

– cómo será su gobernanza, la regulación de la cibervida;

– qué tipo de instituciones decidirán y tendrán peso a la hora de establecer cuestiones que afecten y/o tengan algún vínculo con el mundo real;

– cómo será esa conexión de datos de las personas / clientes en los diferentes espacios metaverso y sus plataformas. No solo se trata de aspecto ligados a la vigilancia del comportamiento sino a responsabilidades y delitos.

– cómo se llevará acabo la privacidad de datos personales altamente sensibles como es el hecho rastrear nuestra expresión facial, nuestros movimientos, nuestras ondas cerebrales y, en definitiva, monitorizarse todo nuestro comportamiento. Se sabrá todo de nosotros, desde cómo respiramos a cómo nos sentimos.

– cómo será la escucha/monitorización para detectar corrientes de interés y anticiparse dentro de las interacciones en el metaverso.

Este ecosistema disruptivo de relaciones supondrá también nuevas amenazas para las marcas, compañías y para los usuarios particulares. Por ejemplo, ya han saltado casos de violaciones en el Metaverso  y está la duda de si se puede aplicar el Código Penal. El hecho en sí de la creación de estos mundos virtuales puede tener sesgos en los algoritmos que los crean. Además, implica en su diseño una necesaria protección de la confidencialidad y de la propiedad intelectual, junto con las garantías de seguridad personal, de acceso, identificación y privacidad. Nos enfrentaremos sin duda a nuevos desafíos y problemas vinculados a violaciones de seguridad, a posibles fraudes, estafas, robos y amenazas.

OPORTUNIDADES: Las posibilidades de la comunicación son ilimitadas

Aquellos públicos con un perfil digitalizado, los más jóvenes y los que vienen del ámbito “gamer”, de los videojuegos,  son los tres grandes grupos que potencialmente en un principio más rápido se van a introducir en el Metaverso. Estos públicos irán creciendo en función del progreso de las facilidades tecnológicas y de las posibilidades de interactuar con objetos virtuales  y con tu propio avatar. Las empresas tienen ante si el desafío de  nuevas formas de comunicar, de presentar y de vender sus productos y servicios.

Estamos también ante un nuevo canal de atención al cliente, con todo lo que en sí representa, y generar nuevas relaciones con los clientes. El aspecto de las reuniones, la formación y los simulacros totalmente inmersivos también supondrá un gran impulso. La comunicación interna de las compañías también se va a ver ampliamente beneficiada al poder mejorar la calidad de la relaciones, el sentido de pertenencia al reforzar vínculos y tener una atención más especializada para con cada empleado para su desempeño profesional.

La conclusión es sencilla: desde la consultoría estratégica de comunicación hay que estar al día de los avances que se vayan dando en las nuevas herramientas tecnológicas digitales y sus posibilidades en el metaverso. No solo será la cuestión de crear avatares, las empresas podrán tener su representación virtual y deberán decidir si están  o no, así como el tipo de contenido que van a crear en este mundo para relacionarse con sus diferentes grupos de interés, empezando por sus clientes directos.

La tecnología y la comunicación están ligadas y llamadas a entenderse. Se abren nuevas vías para explorar cual será la estrategia comunicativa corporativa a seguir en el metaverso. Aquellas compañías que arriesgan y dan un paso hacia delante jugarán con ventaja en este nuevo mundo que está creándose, donde llegará un momento que estén dentro de él todo el universo de stakeholders con los que relaciona una compañía. Tenemos que cambiar nuestros marcos de pensamiento. No va a existir una única realidad. Todo es posible, está por imaginar, desarrollar y comunicar.

2 comentarios en “Bienvenidos al metaverso, la metacomunicación y los metariesgos

  1. Mil gracias recibido de mi interés. Saludos

    Enviado desde Correo para Windows

    De: El blog de NATALIA SARA Enviado: jueves, 31 de marzo de 2022 1:34 p. m. Para: benshimol9@yahoo.com Asunto: [Nueva entrada] Bienvenidos al metaverso, la metacomunicación y los metariesgos

    nataliasara publicó:» La realidad virtual inmersiva se está construyendo y es un mundo paralelo al físico en el que desarrollar cualquier tipo de actividad mediante los avatares. Este avance exponencial implica un mundo descentralizado, con cambios drásticos que veremos que t» Responder a esta entrada realizando el comentario sobre esta línea

    Entrada nueva en El blog de NATALIA SARA

    Bienvenidos al metaverso, la metacomunicación y los metariesgos por nataliasara
    La realidad virtual inmersiva se está construyendo y es un mundo paralelo al físico en el que desarrollar cualquier tipo de actividad mediante los avatares. Este avance exponencial implica un mundo descentralizado, con cambios drásticos que veremos que todos los ámbitos, también en la comunicación. Una revolución de la vida tal y como la conocemos que supone nuevas oportunidades, requiere anticipar nuevos escenarios de riesgos y crear otras formas de interactuar  y comunicar.

    Metaverso. Meta (hacia el futuro) verso (universo). Un Internet que se vive dentro de él no como espectador. Pensar y vivir en digital. Oportunidad y expectación. También muchas dudas e incertidumbre, ya que todo está por construir y desarrollar. El metaverso abre la puerta de un nuevo mundo, y con ello un nuevo negocio, de relaciones donde se entremezclan simultáneamente la realidad física y la realidad virtual. Todo un mundo paralelo de posibilidades gracias a la tecnología inmersiva virtual y aumentada. Una evolución de Internet, tal y como hoy lo conocemos, que transformará nuestra experiencia digital y nuestra vida. Leer más de esta entrada nataliasara | 31 marzo, 2022 a las 18:32 | Etiquetas: comunicación corporativa, comunicación de crisis, Metaverso, reputación, riesgos reputacionales | Categorías: Comunicación, Comunicación en Crisis, Sin categoría | URL: https://wp.me/p3ciz9-Gw

    Me gusta

  2. Pingback: Bienvenidos al metaverso, la metacomunicación y los metariesgos @nataliasara2 - Protocol Bloggers Point

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s