El secreto para comunicar bien: empieza por pensar

Qué fue antes, ¿el huevo o la gallina? Qué es más importante a la hora de comunicar ¿tener habilidades o saber qué decir? Ambas son necesarias y deben trabajarse, pero, desde mi experiencia, si hay que elegir, antes que nada se debe partir de tener claro qué se quiere contar. Cuando sabemos qué queremos transmitir  y contamos con los argumentos para defenderlo automáticamente nuestra comunicación mejora. Nos expresamos más fluidamente y defendemos con más convicción  y más pasión, con lo cual, también logramos aportar más emoción a nuestro discurso.El secreto para comunicar bien empieza por pensar

Sigue leyendo

Anuncios